Meta4: El ocaso del líder

Posted on 16 septiembre, 2010

0


Una de las compañías multinacionales de software españolas más famosas del mundo la tenemos en el sector de los RR.HH. La todavía breve y densa historia de Meta4 es un ejemplo catedrático del funcionamiento del mundo empresarial español.

Meta4 es un caso de éxito sin precedentes, una compañía genial que estuvo a punto de desaparecer por la búsqueda del dinero fácil y rápido de sus propietarios. Después de reinventarse y volver a la vida, hoy en día ni es ya de capital español ni tiene la continuidad asegurada, a pesar del excelente nivel de calidad del que goza su marca en el sector.

Meta4 nació en España en los años 90 y comercializó el mejor producto de software de nómina del momento. Sin duda, la suma de la capacidad del equipo fundador, de un equipo de trabajo joven y motivado, y la apuesta tecnológica escogida (Windows + Oracle), en un momento en que nadie tenía ninguna certeza acerca del sistema operativo dominante del futuro, fueron las principales claves de su éxito.

Meta4 se convirtió en el software de referencia para la mediana y gran empresa. Tanto fue así que el “E-mind”, nombre comercial del producto, llegó a tener una cuota de mercado espectacular, siendo utilizado por las mayores empresas del país. Aquel equipo, capitaneado por Juan Morán, triunfó y sentó cátedra en el sector del software español.

Con la llegada del fin de siglo, la burbuja del sector informático y la tontería especulativa cortoplacista, una empresa de capital riesgo entró a formar parte del capital de Meta4. Alguien tuvo la brillante iniciativa de lanzar un ambicioso plan de expansión, dicho plan casi consiguió borrar la compañía del mapa.

Se diseñó una nueva aplicación (por aquel entonces llamada 3.0), que se suponía que tenía que solucionar todos los problemas aprendidos en la anterior. Aquella versión fue inestable durante mucho tiempo y no hubo forma de hacerla funcionar correctamente.

( A esto le llamaré el “efecto de la nueva versión”, error repetido años más tarde por Logic Control con el cambio de LogicWin a LogicClass y por A3Software con su fracasada V6. Ambos temas serán posteados con posterioridad).

A la vez se puso en marcha un plan de expansión internacional con unos desorbitados objetivos. El resultado final fue una reducción de la mitad de la plantilla (desprendiéndose de auténticos talentos como Fernando Dávila), y la venta, a precio de saldo, a la compañía francesa ADONIX.

Las noticias del mal momento de Meta4 agravaron la excelente imagen que se había ganado a pulso. Las ventas nuevas se estancaban, y los clientes grandes empezaron a migrar a nuevas plataformas con mayor continuidad asegurada (SAP y ORACLE). Y los clientes medianos encontraban nuevas aplicaciones mucho más económicas y con muy buenas prestaciones (A3Software, GRUPO CASTILLA, CCS,…). Fueron años muy difíciles para Meta4.

Pero un nuevo plan estratégico, impuesto por el nuevo propietario, transformó la situación, meta4 se reinventó. La clave del éxito fue pasar a un enfoque de negocio descentralizado cooperativo con Business Partners. Meta4 se limitaría a vender la licencia y a dar el soporte. Todo el trabajo de instalación, integración y mantenimiento quedaba en manos de los partners integradores. Así, compañías cono Arinso, Atos, Sogeti o Indra ayudaron a llegar a más clientes con menos plantilla y menos costes. Ese nuevo enfoque le permitió especializarse en fabricar software y en estabilizar y presentar adaptaciones renovadas y continuas a su nuevo producto estrella, PeopleNet. Pero a la vez, tuvo que soportar como sus mejores cerebros abandonaban el barco y huían hacia el mundo de la consultoría (ejemplos de fuga de talento del momento son Josep Maria Martí o Eduard Figuerol).

En 2005 la multinacional francesa SAGE compró ADONIX, pero no quiso incluir en la compra a Meta4, dejando la empresa en manos de Emile Hamou, un millonario empresario francés. El nuevo equipo directivo modificó la gestión abandonando las agresivas inversiones en I+D. Pero la vanidad de creer que tenían el mejor producto, les llevó a ofrecer un cada vez más un peor servicio e incluso a maltratar a sus clientes.

 

Mapa funcional de PeopleNet

A día de hoy Meta4 ha perdido y está perdiendo la mayoría de clientes multinacionales. A pesar de todo, no todo son malas noticias, ha aumentado la cartera en los dos últimos años atacando a sectores medianos, gracias al poder todavía de la marca y a que tiene uno de los mejores productos del mercado.

El plan estratégico actual de la compañía se apoya en tres patas: vender módulos a la base instalada, atacar a la pyme-mediana con el producto TInnova ( un e-maind capado en prestaciones), y ofrecer servicios de outsourcing.

 

Meta4 consigue de esta manera vender licencias y cobrar directamente sus correspondientes mantenimientos. Pero se desprende, y entra directamente en conflicto competencial, con lo que le ha permitido subsistir durante los últimos años, la excelente red de Partners que la mantenían, Esta nueva filosofía facilitará el camino todavía más a SAP. Las grandes consultoras, como Cap Gemini o Indra, poco a poco van desprendiéndose de sus equipos de Meta4, guardando sólo una reserva para mantenimientos y no tienen intención, al menos proactivamente, de realizar nuevas ventas.

Si a ello le sumamos la avalancha de noticias de crecimiento positivo, repetitivas y tendenciosas, con las que nos está bombardeando el departamento de marketing, mucho nos podemos  imaginar que la intención del señor Emil Hamou es aumentar el precio de mercado de la compañía y buscar a alguien capaz de pagarlo. Meta4 está en venta.

Meta4 es uno de los mayores casos de éxito de multinacional de software español. En su época de máximo esplendor parecía que se iba a comer el mundo, y se equiparaba a Goliats como SAP. Después de haber estado al borde del precipicio, y de haber pasado por varias manos, hoy en día sigue una estrategia de nuevo cortoplacista, cuyo objetivo no parece otro que aumentar su precio de venta. Es la única explicación existente a este nuevo giro táctico consistente en  morder la mano de quien le ha dado de comer. Des de el punto de vista de un servidor gran error estratégico ya  que, en los tiempos que corren, seguramente provocará el efecto contrario al deseado por su actual propietario. Seguiremos a la expectativa.

Anuncios
Posted in: Noticias